Internacional

Así se vivió el Seminario Internacional de Ciencias de la Comunicación "El reto de las comunicaciones en tiempos de COVID-19. Desafíos y oportunidades del comunicador"


Publicado el martes 05 octubre, 2021


Continuando con su ciclo de actividades académicas, la Oficina de Internacional presentó el Seminario Internacional de Ciencias de la Comunicación "El reto de las comunicaciones en tiempos de COVID-19. Desafíos y oportunidades del comunicador". El evento estuvo presidido por el Mag. Rafael Robles Olivos, coordinador del Instituto de Investigación de la Escuela Profesional de Ciencias de la Comunicación. 

El encuentro inició con la participación de Rogelio del Prado, de la Universidad Anáhuac (México). Este investigador presentó el estudio Alfabetización mediática y creación colectiva de contenidos en redes sociales sobre el COVID-19 para el desarrollo de una conciencia de salud solidaria, dirigido a jóvenes en situación de pobreza del área metropolitana de la CDMX.  

Durante su ponencia, informó que los medios preferidos por los jóvenes para informarse sobre la crisis sanitaria son la televisión (77,4 %) y las redes sociales (69,4 %). Igualmente, dio a conocer la labor que viene desarrollando la plataforma digital Es por ti, que brinda información ágil sobre los efectos de la pandemia, a fin de que los adolescentes sean conscientes de la importancia de seguir las medidas de bioseguridad y sepan detectar si es que se encuentran frente a una noticia falsa sobre el coronavirus. 

A continuación, el MBA Patricio O'Gorman, de la Universidad Argentina de la Empresa, expuso el tema Impacto de la pandemia COVID-19 en el consumo de medios y comunicación. El especialista dio a conocer los resultados de un estudio realizado a 900 personas entre estudiantes, egresados y personas allegadas a la institución educativa a la que representa. La investigación pudo comprobar que, a partir del inicio de la pandemia, los encuestados dedican once horas de su día en actividades relacionadas con medios y tecnología. “Es importante recalcar que del tiempo total dedican 3 horas y 47 minutos a escuchar contenidos de audio, 2 horas y 43 minutos a la lectura, 31 minutos a videojuegos y 4 horas con 19 minutos a contenido audiovisual. A raíz de este contexto inusual, las personas pasan mayor tiempo en casa y ello origina este sorprendente resultado”, destacó. 

Asimismo, el Mag. Germán Ortiz, de la Universidad del Rosario (Colombia), ofreció la ponencia Prácticas periodísticas en tiempos de pandemia. Un estudio comparado entre Chile y Colombia. Al respecto, puntualizó que en estos dos países quedó demostrado que los periodistas no se encontraban lo suficientemente preparados para abordar temas vinculados a la salud de la población. “Ello originó que los redactores que realizaban crónicas de viaje o críticas gastronómicas fueran derivados a los equipos que encargados de elaborar reportajes sobre el COVID-19. Asimismo, los obligó a dejar de lado la clásica grabadora del celular y a dominar herramientas tecnológicas como Zoom o Meet”, explicó. 

Posteriormente, Santiago Gómez Mejía, de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Colombia), dio a conocer la investigación Los nuevos retos de las viejas escuelas de periodismo: el impulso renovador del COVID-19. Él expresó que la llegada de la pandemia originó que todas las instituciones educativas se preocupen por capacitar a sus docentes en el manejo de nuevas tecnologías. Además, incidió en que el aislamiento social obligatorio favoreció el fortalecimiento de vínculos entre profesores, quienes compartieron sus experiencias en las aulas para superar las dificultades que surgieron en el entorno digital. 

Finalmente, nuestra casa de estudios, la Universidad de San Martín de Porres, estuvo representada por el Mag. Ronald Cáceres. Él brindó la conferencia Desinformación y periodismo en épocas de pandemia. Durante su presentación, lamentó que existan espacios virtuales que ofrezcan alternativas de solución ante el avance de la pandemia. “La Organización Mundial de la Salud expresó que, hasta el momento, no existe un medicamento que nos libre de esta grave afección. Sin embargo, muchas personas acceden a las redes sociales y deciden probar dióxido de cloro o ivermectina. Además, siguen las recomendaciones de falsos científicos como Jorge Cuyubamba, quien afirmaba pertenecer a un selecto staff de profesionales que venían trabajando en la elaboración de una vacuna. Los comunicadores debemos preocuparnos por verificar la información que compartiremos a través de cualquier medio”, aseguró. 

Conoce la importante labor que realiza la Oficina de Internacional haciendo clic aquí.  

Más noticias FCCTP


Noticias FCCTP

Suscríbete y recibe el boletín de noticias de la facultad a tu correo.