NOTICIAS

Reportera por vocación
Destacada egresada de la USMP reseña los retos que afrontó para alcanzar el éxito profesional.
Paola González Pizango viene abriéndose paso en el competitivo mundo de la televisión, plataforma desafiante para todo periodista. Egresada de la Escuela Profesional de Ciencias de la Comunicación de la USMP en el 2003, año en que se le presentó su oportunidad de oro: tuvo que reemplazar a una reportera que había salido de vacaciones.

“Contesté que sí, sin pensarlo dos veces”, refiere. Justo había dejado de trabajar en Red Global, donde estuvo un año y medio desde el 2001. La llamaron, le plantearon la oferta laboral muy rápidamente y, por supuesto, ella aceptó encantada.

Desde muy joven logró ingresar en el ámbito periodístico mientras estudiaba. “Estar en la universidad es una etapa de mucho aprendizaje, en realidad de muchos cambios, después de la época escolar, donde la enseñanza es muy vertical. En cambio, en la universidad existe más democracia, participación y empatía. Es un espacio que te ayuda a madurar, pero también a buscar el conocimiento, sobre todo si estás enamorada de tu carrera. Recuerdo a los profesores que conocí y que admiro hasta hoy”.

Recuerda también que la mayor parte de su tiempo libre la pasaba en la biblioteca , pues la época en la que estudiaba no había el soporte digital de hoy. “Es más, a mis mejores amigos los conocí en ese espacio. Nos peleábamos por los libros y la pasábamos investigando. Es importante aprovechar los espacios que te da la universidad. Mi primer espacio donde practiqué como conductora fue Telecine, un programa pionero y realizado por la universidad hace muchos años”, cuenta.

Paola sabe qué es una vida de estudio y trabajo. Eso fue sumamente importante para adquirir esa “personalidad camaleónica y habilidosa” que dice tener. “Siempre traté de que mis trabajos, por poquito que me pagaran, fueran en el ámbito de la comunicación. Por ello tuve muchos trabajos pequeños, todos realizados con bastante dedicación”, rememora.

“El momento en el que sentí que esto realmente sí me gustaba fue cuando trabajé para la Conferencia Episcopal Peruana, cuando se realizó el Jubileo 2000. Allí ocupé el puesto de coordinadora de prensa y descubrí qué era hacer una nota de prensa, recibir a los medios. Fuimos a muchas entrevistas, algunas de ellas en RPP y JN19, el evento congregó a gente de todas partes del Perú y logramos reunir a 38 mil invitados”, añade.

Siempre quiso ser periodista

Y pese a que una cantidad significativa de jóvenes presenten dudas sobre cómo les gustaría desarrollarse profesionalmente, Paola afirma que no fue su caso. “Yo quise ser periodista desde que tuve uso de razón . Cuando era una niña jugaba con los mangos de los cepillos, imaginando que eran micrófonos. Todos mis compañeros de estudios y profesores sabían que yo quería ser periodista. Es más, en el colegio fue presidenta del club de periodistas. Mi cuñado estudiaba en la USMP y siempre me hablaba de lo increíble que era su universidad , es por ello que decido matricularme ahí”, mencionó.

Ganadora del Premio Nacional de Periodismo Cardenal Juan Landázuri 2017 y con más de 15 años de experiencia en el medio, Paola considera que es una mujer apasionada con cada reto que emprende a lo largo de su carrera profesional.

Por ello, recomienda a todos los estudiantes a seguir la profesión de periodista, que deben salir a la calle a buscar un trabajo, y no dejarse vencer por los temores. “No puedes ser periodista de salón ni de escritorio, este se debe formar en la calle conociendo historias y contándolas”, exige.

Glosado del texto de Bertha Jara (V ciclo) para el suplemento Zoom (número 75) del Periódico Redacción (edición 136).