Noticias

17 Marzo 2017
Martha Romero resalta importancia de la educación en el crecimiento profesional de los jóvenes emprendedores

Investigadora de la FCCTP invita a emprender proyectos periodísticos digitales.
Mes : Marzo
Categoría :

La falta de empleo y la demanda de profesionales con conocimientos multimedia han obligado a que tanto estudiantes como egresados de la carrera de Ciencias de la Comunicación desarrollen aptitudes, habilidades personales y sociales, de manera que estén preparados para emprender sus propios proyectos, ya sea en forma individual o colectiva, con capacidad de llevarlos a cabo de forma íntegra, sobre todo en el entorno digital actual.

En ese sentido, Martha Romero Echevarría y Jacqueline Estrada Polar presentan la investigación “Las competencias emprendedoras del periodista digital”, artículo publicado en el sexto número de la revista Correspondencias & Análisis.

Para profundizar en este tema, conversamos con la psicóloga Martha Romero, doctora en Educación, doctorado en Psicología y Ph. D. en Recursos Humanos. Es docente en pregrado y posgrado de la USMP (colaboradora en la OCMA e INDECOPI así como docente en la AMAG), quien entre otros temas abordó la importancia de la educación en la formación de los emprendedores y la actitud como base de cualquier proyecto.

¿Considera que la sociedad peruana valora el trabajo que realizan los periodistas digitales?

Aún no, contamos con periodistas digitales que narran distintos acontecimientos, pero muy pocos que se especializan en un tópico en particular, entonces, los cibernautas peruanos no tienen la costumbre de buscar noticias y contenidos especializados de calidad. Por ejemplo, cuando fallece un intelectual, todos los medios utilizan la misma información y no se preocupan por resaltar los valores más profundos del personaje o analizar la trascendencia de su obra para nuestra cultura.

¿Cuáles son las competencias con las que debería contar un periodista digital?

Entre las principales competencias destacan la preparación académica, sensibilidad para discernir sobre los contenidos que se deben compartir con el público, capacidad para liderar con valores personales y sociales y contar con la mejor predisposición para afrontar los retos que se presenten en el camino.

El estudio de Serida y otros (2015), citado en su investigación, indica que cada vez hay un mayor número de personas emprendedoras con educación superior que inician nuevos negocios, ¿qué tan importante es la educación para un emprendedor?

Es de vital importancia, a los conocimientos se suman la actitud, es necesario creer en sí mismo y ser persistente; pero cabe aclarar que no es obligatorio que un emprendedor cuente con estudios para alcanzar el éxito que ansía. Te presento el siguiente ejemplo: una persona llega del interior del país y puede convertirse en un emprendedor a través de la preparación de panes en base a quinua, papa, etc., logrando éxito; pero si a ese emprendedor le brindáramos los conocimientos teórico-prácticos que requiere, se convertiría en un empresario con visión de futuro y ese producto no sólo se comercializaría en horas de la mañana, sino también para la venta a nivel nacional.

¿Podemos decir que hombres y mujeres emprenden de igual forma?

La forma en que ambos emprenden es diferente. El hombre es mucho más práctico, pues si no le va bien o no se siente a gusto en la actividad que realiza, suele cambiar de rubro; en cambio, la mujer se distingue por ser más empeñosa en lo que hace y cuando cree en algo, lo persigue hasta alcanzarlo.

¿Cómo se produjo la transición del periodismo tradicional al digital?

No fue complejo, porque la tecnología ingresó paulatinamente a la vida de las personas y los periodistas no fueron ajenos a ella. Los grandes medios de comunicación se posicionaron en la web y esta situación originó que mucha gente comenzara a crear y difundir sus propias páginas web, en las que no sólo abordaban temas periodísticos, sino también distintos tópicos relacionados a diferentes emprendimientos. Acá no solo se pretende brindar información, sino una información de calidad y para eso necesitamos profesionales bien formados y especializados.

Como parte de la investigación, usted conversó con periodistas que emprendieron proyectos digitales que no obtuvieron los resultados deseados, pero que al poco tiempo volvieron a intentarlo y alcanzaron el éxito. ¿A qué se debió esta situación?

En principio, el factor que originó esta situación fue el desconocimiento de los procesos de gestión, que son importantes para crear una empresa, y por ensayo y error, esos periodistas adquirieron las habilidades para emprender. Si deseas iniciar una empresa, es necesario que conozcas los requisitos para inscribirla, como dirigirla, realizar estudios de mercado, planificar y organizar adecuadamente. En la actualidad, muchos periodistas se preparan para trabajar en determinadas organizaciones y no contemplan la posibilidad de emprender la creación de sus propios proyectos. Esa situación debe cambiar.

¿Qué razones han motivado a que los profesionales no se atrevan a dar ese paso?

Tengo la suerte de dictar cursos en primer ciclo y cuando les pido a los alumnos que me hablen de sus perspectivas a futuro, la gran mayoría se proyecta a trabajar en una empresa u organización, pero muy pocos hablan de iniciar un emprendimiento. Las universidades deben preocuparse por alentar a los estudiantes a que cambien este pensamiento, porque nosotros no sólo brindamos conocimientos, sino que formamos de manera integral a futuros profesionales capaces de iniciar proyectos en bien de la sociedad. 

Otro punto que aborda es la importancia de la actitud, herramienta fundamental en cualquier proyecto profesional, pues la carencia de la misma te llevará al fracaso con el paso del tiempo.

Todo emprendedor debe desarrollar la capacidad de liderazgo aliniado con los valores sociales. Un líder que no tiene valores, no puede transmitirlos. Si eres un buen profesional pero careces de valores como la honestidad y no brindas un buen servicio a tu cliente, nunca más lo volverás a ver. El comunicador debe estar preparado para romper esquemas.

En la investigación, usted presenta una encuesta dirigida a profesionales de periodismo entre 26 y 52 años. Dentro de ese estudio, un 46% de encuestados afirmaron que al egresar no estaban lo suficientemente capacitados para emprender sus propios negocios, ¿Cuál era la formación académica que se impartía en las universidades por entonces? 

La mayor parte de profesionales que egresábamos de distintas casas de estudios contábamos con una gran cantidad de conocimientos, leíamos mucho e investigábamos de biblioteca en biblioteca. Teníamos una base teórica sólida, pero hacíamos poco. En mi generación, el hacer lo aprendíamos en el medio. Actualmente, los profesionales tienen muchas oportunidades y saben todo lo que tienen que hacer al salir de las universidades.

¿Qué mensaje le dejaría a la comunidad universitaria?

A los jóvenes, que crean en sí mismos, que empiecen a desarrollar sus propios potenciales y se preocupen por cultivar el aspecto humano. Los docentes, según su especialidad, deben promover los artículos que publica la revista Correspondencias y Análisis, descargando las versiones digitales de las investigaciones y compartiendo esta información con sus alumnos. Los jóvenes deben conocer esta herramienta que posee conocimientos de alto nivel.

Puedes descargar la investigación de la Dra. Martha Romero Echevarría y la Lic. Jacqueline Estrada en el siguiente link.

También puedes descargar los artículos académicos especializados en los campos de las Ciencias de la Comunicación en la sexta edición de Correspondencias & Análisis.